LA JAULA DE LAS FIERAS

Para lectores que tejen sueños y devoran libros, esta fauna de bichos y fieras que más que animales, bestias salvajes o alimañas de salón, son criaturas imaginarias de diversa condición que entre versos andan sueltas, corren, vuelan, nadan y cuentan su pequeña historia en forma de poema o hacen burla con la lengua entre las estrofas de este poemario, donde cada cual ha sido genialmente retratado en ilustraciones llenas color y humor. 

Hemos abierto la jaula de las fieras para que tú puedas leerlas.

¡¡Cuidado que andan sueltas y lo mismo hacen en tu casa su madriguera.!!

Recomendado a partir de 6 años.

SELECCIÓN DE VIDEOS PARA ABRAZAR VERSOS Y CANTAR ESTE CUENTO:

 

Escribe tu Opinión:

¿Qué te parece este libro?
( Media: 0.00, Votos: 10 )
 
Titúlo:
 
Escribe tu opinión:
 
Escribe tu nombre:
 
Código de seguridad:
Página: 1 2
UNA GRATA SORPRESA
Publicado por: Dani Martín para el blog Animalec el día 23/02/2016

«La Jaula de las Fieras» es un poemario ilustrado. Escrito por Juan Carlos Martín Ramos e ilustrado por Susana Rosique Díaz. La pasada semana me prestaron este libro y me causó una grata sorpresa: me encontré poemas e ilustraciones que me dejaron inquieto... y ese sentimiento tras la lectura de un texto, es insuperable. Este libro, además, estuvo presente en el Salón del Libro Infantil y Juvenil de Madrid.

 La Jaula de las Fieras.

«La Jaula de las Fieras» es un poemario ilustrado. Está publicado por la editorial leonesa Amigos de papel. Escrito por Juan Carlos Martín Ramos e ilustrado por Susana Rosique Díaz.

“He abierto la jaula de las fieras
y, desde entonces,
las fieras
andan sueltas
de un lado a otro de la página”.

Éste es uno de los primeros versos que vas a encontrarte en este libro. Y, efectivamente, cuando abres sus páginas, dejas escapar, en una primera parte, a diversos animales de compañía, y en una segunda, a bichos raros. Todos envueltos en el celofán de la palabra, del ritmo, del verso con aroma a hogar, de la sorpresa, del humor, de la magia y, por supuesto, de la reflexión y de la protesta.

“Por más vueltas que doy
en mi pecera,
no veo el mar”.

«La Jaula de las Fieras» tiene, bajo mi punto de vista, la gran cualidad de parecer sencillo lo que no lo es.  Sus versos, bajo una apariencia ligera, tienen profundidad: recorrido literario y un horizonte que descubrir.

Lo mismo ocurre con las ilustraciones de Susana Rosique. Ilustrar poesía implica dejar la jaulas personales abiertas para que salga todo lo que tiene que salir. Y eso es lo que ha pasado con las ilustraciones de este poemario. El uso del color, la textura, la mirada… convierten los trazos en elementos del poema, acompañando su lectura y haciendo que disfrutemos más de ella.

Advierto: cuando termines de leer este libro, porque lo debes hacer, tendrás que decidir si prefieres convertirte en un gato romántico o un ratón de biblioteca… Tiempo al tiempo.

 

http://www.animalec.com/wpanimalec/la-jaula-de-las-fieras/

UNA DELICIA POÉTICA PARA DESCUBRIR NUEVOS MUNDOS
Publicado por: Clara Cordero para el blog Literatil el día 25/02/2016

¿Te has pasado alguna vez por La jaula de las fieras?

Juan Carlos Martín Ramos (autor), Susana Rosique (ilustración). 

La jaula de las fieras. Editorial Amigos de papel. 2015

 

Ya os adelantábamos esta reseña cuando acudimos a la presentación en el SILIJ. Se trata nada menos que de un pequeño álbum ilustrado que busca el ingenio, la risa, lo agradable de la vida, esos pequeños momentos llenos de encanto que el autor va recordando como una completa jaula de fieras.

Con un tono entre irónico y absurdo nos introduce toda una jaula donde encontramos dos tipos de fieras: los animales de compañía y los bichos raros. Con una visión totalmente original y hasta cierto punto grotesca, combinando lo cotidiano con el horror, encontramos desde el tigre con domador, la araña del desván o la mosca en la sopa. Lo que pretende sin duda alguna es enfatizar la presencia de estos personajes en nuestra realidad, más allá de lo puramente anecdótico y recalcando la importancia de que un simple pez en la pecera puede significar la ausencia total de libertad. Continua con expresiones muy habituales y su interpretación poética que trasciende en diferentes direcciones. Así nos habla por ejemplo del perro verde o del  último mono.

Parejo a todo ello llegan las ilustraciones. En tonos pastel, suaves y deliciosas magnifican el texto para darle potencia y voz. Incluso se permite el lujo de combinar texturas, como es el caso de la portada con el tigre que simula un tejido o de otros elementos dentro de la historia que se enriquecen dándole una presencia diferente, rica en texturas y colores.

Apto tanto para casa como para el cole, no solo por su calidad escrita sino por las posibilidades de fomento de la imaginación y del pensamiento. Por la amplitud de miras que despliega, por su creatividad e innovación y porque todo se puede mirar y sentir de muy diferentes maneras.

 

http://literatil.com/2016/02/24/la-jaula-de-las-fieras/

un bestiario no estereotipado
Publicado por: Laura Richichi en "Literatura Infantil Respetuosa" el día 03/03/2016

Una de las tendencias de los álbumes ilustrados que se están publicando en los últimos años, y que personalmente aplaudo, es la de romper con los estereotipos, con las etiquetas que algunos personajes llevan puestas y proponer nuevas versiones de los cuentos clásicos, sacudir al lector, tanto al@s niñ@s como a l@s adult@s de su zona de confort y proponerle reflexiones que le hagan plantearse cada situación por si misma, sin adoptar una única interpretación de las historias y de los papeles que interpreta cada personaje. "La jaula de las fieras" es uno de los últimos libros rompedores con el que he tenido el placer de cruzarme y del que hoy os hablo con todo detalle.


La Jaula de las fieras
Autor@s Juan Carlos Martín Ramos, Susanna Rosique
Editorial: Amigos de papel


Trama
Se abren las jaulas, las fieras ahora son libres y nos cuentan su verdadera personalidad: página tras página descubriremos microcuentos poéticos que nos ofrecen reflexionar sobre la libertad en la que creemos vivir.

Contenidos y Valores
La jaula de las fieras se configura como un bestiario no estereotipado que nos empuja a conocer el mundo bajo otro punto de vista. Sin esperar de ver el bien y el mal, sin tener que decidir de que lado estar, sin dar por sentada nuestra opinión y nuestros sentimientos, los 23 poemas/microcuentos que componen el álbum nos invitan a pensar y a poner en discusión nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos, regalándonos una bocanada de libertad en la que nuestras propias fieras, nuestras propias ideas, se sientan libres y permitiéndonos una exploración en clave de humor y de ironía de nuestro mundo emocional y de nuestro ideario, sin autolimitarnos.

Os propongo aquí una mirada más de cerca a 4 de estos microcuentos para que ir abriendo hambre ;)


"El perro pastor y la oveja negra"
Aquí se toman en consideración las dos figuras del dueño y de quien tiene que obedecerle al dueño, porque si. La oveja negra es la primera que rompe esta rutina de dominación y es la que impulsa a todas las otras a deshacerse de su obligación de recibir y cumplir con las órdenes empezando a brillar en el cielo nocturno. El proceso de identificación con los personajes propuesto no tardará en darse y se asomarán mil preguntas por las ventanas de nuestro pensamiento, sobre nuestra existencia y la relación de poder y sumisión que tenemos en nuestras relaciones sociales.


"El lobo de caperucita"
El personaje malo del cuento huye de su jaula rebelándose y queriendo salir de ese cuento que lo priva de su vida y de su libertad: el lobo aparece harto de estar esclavizado a repetir una y otra vez una historia que no le hace sentir feliz, negándole su verdadera naturaleza, la de vivir en manada. Como siempre ¡me encantan esta versiones desmitificadoras de los cuentos clásicos!


"Ogro"
Aquí de nuevo vemos un personaje que quiere salirse de su estereotipo, un personaje que quiere dejar de ser personaje y ser libre de ser tal como es. El ogro expresa su malestar por los juicios que tan fácilmente expresan sobre él, sobre su aspecto y sobre su supuesta maldad. ¡Estupendo el hecho de que esta declaración de emociones se dirige precisamente al lobo de caperucita!


"Personaje de cuento"
Otra referencia literaria, pero esta vez a una obra para el público adulto y personalmente a un libro que adoro: "La metamorfosis" de Kafka. Aquí también el personaje reclama su libertad, y nos cuenta la esclavitud impuéstale por su escritor de haberse convertido en fiera, en bicho, y de vivir atrapado en su cuento.

A través del artificio literario, como en un juego de cajas chinas, este álbum nos invita a reflexionar sobre las jaulas que los demás construyen alrededor nuestra y a las que nos armamos nosotr@s mism@s y desde las cuales vivimos, o malvivimos, nuestra propria existencia.

Ilustraciones
Gran trabajo de Susanna Rosique para acompañar estos textos añadiendo sentido a las ya poderosas palabras. Todas en tonos azulados, nos invitan a sumergirnos en un mar de texturas y trazos que nos mueven hasta nuestro mundo emocional.

Para qué y para quién
Otra vez y por mi gran placer, me encuentro frente a un álbum de difícil limitación: lo he leído por mi cuenta, lo he leído con mi hija de 3 años, lo he leído con mi hija de 9 y medio... a todas nos ha gustado, cada una según su nivel de lectura y según su capacidad de reconocer los personajes de los cuentos clásicos y de otros estereotipos y de que le sugiera una reflexión crítica sobre ello. Para que este tipo de reflexiones se den nos convendrá esperar a los 7 años.
Estupenda herramienta para el acercamiento a la poesía.

Reseña completa aquí:

http://literaturarespetuosa.blogspot.com.es/2016/03/resena-del-album-la-jaula-de-las-fieras.html

celebrando el Día de la poesía
Publicado por: Mireya Matilla en Biblioteca Municipal La Virgen del Camino el día 21/03/2016

La jaula de las fieras – Juan Carlos Martín Ramos ( 6 años)

Continuamos celebrando el #Díadelapoesía con una de las últimas incorporaciones a nuestra biblioteca ‘La jaula de las fieras’, de Juan Carlos Martín Ramos e ilustraciones llenas de color de Susana Rosique.

¡Cuidado! Han  abierto la jaula de las fieras para que todos podamos leerlas y andan sueltas…
 
Es un libro ilustrado de poesía, donde se nos presentan varios animales con diversas cualidades, en algunos casos diferentes a las que se podría esperar de ellos. 
Entre las fieras podemos encontrar a un gallo miedoso que odia las peleas, un perro pastor cuyas ovejas no le hacen mucho caso o una mosca a la que le gusta la sopa de ajo, un ratón de biblioteca …Que por qué no, quizás sea el de la nuestra.¿Os lo imagináis? 

Un texto divertido con unas ilustraciones llenas de humor y a todo color que enriquecen aún más el texto,creando un perfecto libro para acercar la poesía a los más pequeños a través de unos personajes tan peculiares que nos van a mostrar sus miedos, sus cualidades y sus diferencias.

 

Reseña completa aquí:

http://www.lavirgendelcamino.info/wordpress/la-jaula-las-fieras/


De acá para allá
Publicado por: Anabel Sainz Ripoll para VOCES DE LAS DOS ORILLAS el día 16/05/2016

La jaula de las fieras,
Texto: Juan Carlos Martín Ramos
Ilustraciones: Susana Rosique
Amigos de Papel, León, 2015

 
A menudo, si cambiamos de perspectiva y nos ponemos en el lugar del otro, aprendemos a entender otras formas de pensar que no son, ni tienen por qué, las nuestras, pero también constatamos algo que, es más viejo que el mundo (ya lo decía Campoamor); esto es, que las cosas son del color del cristal con que se miran. Y punto...o ¿y punto y coma? Lo cierto es que aún hay más y que, gracias a la empatía, caen los tópicos y los clichés y llega la circunstancia de cada cual, desnuda y pura, y, por supuesto, la generosidad, el afecto, la comprensión y algo muy muy difícil: no juzgar a nadie por las apariencias.
Pues bien, el libro La jaula de las fieras se orienta en esta línea y nos ofrece una visión fresca y directa de algunos animales que, por desgracia, no siempre han tenido buena prensa. Juan Carlos Martín Ramos ofrece una mirada comprensiva hacia el tigre, la araña, la mosca, el lobo de Caperucita y otros animales. Es más, les permite hablar y expresar sus quejas, sus extrañezas y mostrar su valía porque, a menudo, se llevan la fama los que no han hecho el trabajo y ya está bien que alguien se atreva a romper estos estereotipos.
El libro se divide en dos bloques, "Animales de compañía" y "Bichos raros". En el primero, aparecen animales que, precisamente, no se consideran mascotas. Así, el tigre del domador que está deseando hincarle el diente, la araña que caza moscas y mosquitos y ve pasar el tiempo, la mosca en la sopa quien demuestra tener un gusto exquisito, el pez de la pecera que añora el mar, el loro del pirata que es, sin duda, el primero en hablar, el perro pastor al que no siempre le hacen caso las ovejas (en este caso la oveja negra ¿posible homenaje a Monterroso?; el gallo de pelea al que no le gusta pelear, el lobo de Caperucita al que le da una pereza enorme interpretar siempre el mismo papel, la tortuga que no entiende que le digan que va muy lenta cuando ganó a la liebre o el ratón de biblioteca. Se cierra este primer bloque con un poema espléndido titulado "Personaje de libro" que es un homenaje a Gregorio Samsa y, por supuesto, a Kafka:
"Y así paso los días
desde aquella madrugada,
convertido en personaje
de aquel libro
que escribió a su capricho
el tal Francisco Kafka".
La segunda parte, "Bichos raros", arroja luz acerca de la vida y comportamiento de otros animales a los que no solemos prestar atención. De esta manera, el bicho bola al que le encanta rodar; también aparece el ortinorrinco quien reinvindica su propia personalidad ("No soy raro,/ lo que pasa es que miras/ a la cara y ves/ un pato"), el murcielago que lo ve todo al revés, el caballito de mar que se define como "cualquier caballo, / aunque viva en el mar", el pingüino del polo que siempre tiene frío, la paloma de la paz que vive en una chistera, el perro verde, el último mono, el monstruo del lago, el dragón de tres cabezas e, incluso, el ogro, que sin ser animal, también tiene mucho que decir porque ni es tan malo ni asusta tanto. 
Este segundo bloque juega con las frases hechas y los dichos de animales, como estamos viendo. Así el perro verde que no es verde sino blanco o el último mono, al que no hacen caso, pero es el que avisa sobre los peligros que acechan en la naturaleza. Hay, incluso, un curioso animal que ni es cola de león ni cabeza de ratón y así no se gusta porque:
"Con esta pinta
no parezco nada,
ni chicha
ni limonada,
solo un bicho raro
del montón".
Gracias a los versos que, se encadenan unos a otros y resuenan gracias a sus rimas, estos animales son protagonistas y se dirigen al lector, al niño, para comentar sus particularidades, demostrar su valía, erradicar tópicos y demostrar que no son como los pintan o los describen. Eso, sin duda, permite al niño no solo imaginar sino ponerse en el lugar del otro y aprender a comprender y a aceptar e, incluso, a valorar.
Los poemas empiezan in media res y se centran directamente, en lo que cada animal quiere contar. No hay mucha descripción y si narración y monólogo porque cada animal habla y se expresa, al fin, de manera libre. No son animales humanizados, sino reales, más reales que nunca.
Por otro lado, el humor, la ironía, los juegos de palabras se combinan con algunas figuras retóricas como la metáfora, la exclamación, el paralelismo o la comparación para ofrecer unos poemas hermosos, directos, frescos y lúdicos; sin olvidar, ya queda dicho, la crítica hacia ciertos usos sociales relacionados con los animales y con su manera de vivir.
En cuanto a las ilustraciones hay, en ellas, un trabajo mixto que combina elementos textiles con los tradicionales para lograr un efecto muy sugerente en donde nos parece casi poder tocar las texturas y, a menudo, se logra un efecto tridimensional con el que el lector acaba formando parte del texto también y acompaña al bicho bola en su carrera, a la mosca en el momento de sumergirse en la sopa, al pingüino friolero y a tantos otros. Los tonos azules y grises reposan el espíritu e invitan a la imaginación. Y, sin duda, el animal favorito, aquel al que vemos en su lento caminar, sin prisa, pero sin pausa, es la tortuga quien, bastón en la mano, nos conduce a lo largo de este viaje por tierra, mar y aire.
La jaula de las fieras , cuyo título es también metafórico, es un poemario muy cuidado y que, sin duda, gustará... a todas las edades. Ánimo, pasen y vean... la jaula está abierta.

Página: 1 2
 

 

2012-2013 © Amigos de Papel | Powered by Agronet