MAMÁ ME GRITA

¿Por qué gritan tanto las mamás?Tal vez, porque no suelen hacerles caso en casi nada. O, para que alguien las escuche. Quizás, porque están hartas de repetir siempre lo mismo.

El ilustrador Alberto Sobrino natural de Serrada, autor este año 2014 del cartel de la Feria del Libro de Valladolid para la sección infantil, publica un nuevo álbum ilustrado “Mamá me grita”. Un libro que habla de los mandatos y continuos gritos que un niño recibe por parte de su madre y de cómo el niño ve las situaciones a las que él se enfrenta de manera cotidiana.

Descubre cómo Alberto Sobrino ilustra, con un toque de humor, por qué esta mamá le grita constantemente a su hijo a través de varias escenas de la vida cotidiana con un final sorprendente. Porque también a gritos se puede decir…

"Mamá me grita"

Texto e ilustraciones, Alberto Sobrino

Editorial AMIGOS DE PAPEL

"Dos años tendiendo abrazos, dos años descubriendo tesoros amigos

dentro de nuestros libros"

 

Primeras páginas


Galería de imágenes:
 
Mira quien habla de MAMÁ ME GRITA:

Escribe tu Opinión:

¿Qué te parece este libro?
( Media: 0.00, Votos: 5 )
 
Titúlo:
 
Escribe tu opinión:
 
Escribe tu nombre:
 
Código de seguridad:
Libro de la semana
Publicado por: Libroteca El Gato de Chesire el día 14/05/2014

Recomendación de la semana: "MAMÁ ME GRITA" de Alberto Sobrino editado por Amigos del Papel.

Ha llegado a la Libroteca un libro con una boca enorme, casi tanto como la que nos ha dejado a nosotras leerlo. ;)

No le falta de nada a esta historia. En el papel de "pobrecito él" encontramos a nuestro pequeño protagonista, incomprendido que nunca puede hacer lo que le gusta, véase hacer ruidos en la mesa, dormir más por la mañana, no compartir nada con su hermana... pobrecito. ;)
En al papel de "menudo genio tiene" la madre. Si si, Alberto Sobrino se atreve con todas las mamás y nos enseña como en un día cualquiera se entretiene en gritar al pequeño "pobrecito de él" cada vez que intenta hacer algo. ;)

Pero... ¡ Alto mamás! no corráis a Valladolid en su búsqueda y captura, ( ups, ya os he dado demasiados datos de su paradero). El libro termina con un precioso giro, que nos hará abrir la boca pero esta vez para sonreír. ;)


Un libro con estupendas ilustraciones coloridas y llenas de humor que seguro que logra que los peques no paren de reír, ni vosotras tampoco, porque más de una sabéis que...  - es verdad mamá  ;)

"Mamá me grita": gritos llenos de amor
Publicado por: Anabel Sáiz Ripoll desde el blog "Voces de las dos orillas" el día 21/05/2014

Mamá me grita,
Alberto Sobrino, 
Amigos de Papel, 2014  



Con Mamá me grita se rompe el estereotipo de madre tierna y abnegada, de madre dulce y esforzada porque Alberto Sobrino nos presenta a una madre normal, de carne y hueso, a una madre que pierde los nervios y que no necesita ser perfecta para ser una buena madre.
Su hijo, un pequeño de unos 4 o 5 años, hace un retrato perfecto de esta mujer que, de la noche a la mañana, no para de gritar, de dar instrucciones, de acompañar a su hijo en el proceso de su crecimiento. El pequeño, mientras, contrasta su visión con la de su madre: su madre grita cuando él, por ejemplo, no quiere la cena y se la da al perro o cuando no quiere levantarse por las mañanas o cuando sigue jugando en el parque o cuando se pelea con su hermana, Su madre grita y ese grito, lejos de ser un grito espantoso, es un grito de amor porque, y aquí está el secreto mejor guardado de esa madre, su mejor grito es cuando le dice a su hjo que lo quiere.
Mamá me grita es un relato, escrito en primera persona, que gustará tanto a los hijos como a las madres porque es un texto directo, divertido, realista y rompedor. Con seguridad, el pequeño disfrutará de su lectura, sobre todo, si es su propia madre quien se lo lee y se descubre a sí misma detrás de esos gritos que, al niño, no le causan el menor trauma.
Mamá me grita está escrito e ilustrado por Alberto Sobrino. Las ilustraciones, exageradas, cargadas de simbolismo, muestran a una madre, todo boca, y a un niño que no se inmuta porque, como ya hemos dicho, sabe el secreto de su madre: su madre lo quiere, luego lo demás no importa.
A menudo las madres se sienten culpables porque no siempre responden al rol que, supuestamente se espera de ellas, porque están cansadas, porque se enfadan, porque, claro que sí, gritan a sus hijos. Pues bien, el pequeño narrador de Mamá me grita viene a demostrales -a demostrarnos- que no importa, que lo único que importa es que esa madre imperfecta quiera a su hijo y eso es lo único que el niño detecta, incluso envuelto en gritos. Eso sí, como último guiño al lector y a la madre: "¡Apaga la luz!".
También puede servir de reflexión para los adultos ya que se contrastan las dos visiones, la de la madre y la del niño. A veces, tras una conducta incorrecta, desde el punto de vista del adulto, se esconde un mundo muy rico en donde el niño sigue su evolución personal. De ahí que, a veces, solo a veces, convendría dejar de gritar y guardar silencio. A veces.

 

http://vocesdelasdosorillas.blogspot.com.es/2014/05/mama-me-grita-gritos-llenos-de-amor.html

Entrevista a Alberto Sobrino
Publicado por: Un Periodista en el Bolsillo el día 06/12/2014

Alberto Sobrino y “Mamá me grita”: “Creo que es un poco concienciarnos de lo que son las normas o tener que imponer las nuestras de un modo u otro, aunque creo que cada lector sacará distintas conclusiones”

¿Por qué gritan tanto las mamás? Tal vez, porque no suelen hacerles caso en casi nada. O, para que alguien las escuche. Quizás, porque están hartas de repetir siempre lo mismo.

El ilustrador Alberto Sobrino natural de Serrada, autor este año 2014 del cartel de la Feria del Libro de Valladolid para la sección infantil, publica un nuevo álbum ilustrado “Mamá me grita”. Un libro que habla de los mandatos y continuos gritos que un niño recibe por parte de su madre y de cómo el niño ve las situaciones a las que él se enfrenta de manera cotidiana, tal y como nos cuenta la editorial Amigos de Papel. Con Alberto hemos charlado de este trabajo, y de algunas cosillas más…

¿Gritas mucho? “No, para nada, muy poquito, bueno, igual alguna vez, claro.

Y, ¿tu mamá te gritaba? “Alguna vez, pero no los gritos que pega la madre de “Mamá me grita”, suelen ser órdenes más que gritos, pequeñas regañinas, pero poco más”.

¿Hay algo de autobiografía en el libro? ¿Cómo surgió este proyecto? “Si, algo hay, creo que ya no solo autobiográfico en mí, si no que es algo que está dentro de la biografía de muchas personas, ese tipo de cosas que se dicen a los niños, y que nosotros seguiremos diciendo, algo que es casi cultura popular”.

“El proyecto surgió, porque yo soy muy dado a pisar los suelos recién fregados, es algo que me sucede a menudo y no lo hago de modo intencionado, es decir, alguien friega el suelo, y allí aparezco, así que en mi casa han sido muchas veces que cuando mi madre fregaba el suelo, y yo me iba a levantar de la cama oía un ¡Está fregado!, aunque este grito no sale en el libro, si puede ser el detonante del mismo”.

“Luego pensé la historia, sin escribirla, y un día en la librería Oletvm de Valladolid, a Carmela, una de las mejores libreras que he conocido, le conté la historia y me animó a escribirla, aunque yo no hice caso, pero cada vez que iba me lo recordaba, así que me decidí a hacerla. Hubo varios procesos de cambios de estilo y demás hasta darle forma. Carmela falleció, y entonces ya me lo tomé en serio porque se lo debía, y por eso el libro está dedicado a ella”.

¿Qué querías transmitir con esta historia? “Creo que es un poco concienciarnos de lo que son las normas o tener que imponer las nuestras de un modo u otro, aunque creo que cada lector sacará distintas conclusiones o se identificará o no con la historia”.

Respecto a las ilustraciones, ¿qué dirías que tienen de característico? ¿Están en la línea de otros trabajos anteriores? “Intenté que fuese como un mismo plano, donde los gritos se van ampliando y así la boca de la madre crece y crece. Es como decir que la historia se repite una y otra vez, y que fuesen unos personajes amables. Pues viendo otros trabajos, he de decir, que es que yo disfruto cambiando la forma de hacerlos, lo del estilo me da un poco lo mismo, creo que te lo puede pedir la historia, por ejemplo en el Pájaro Feliz, la linea es más fresca y a tinta, más enérgico, en el de Diferentes pues era acrílico y más pictórico, y luego los trabajos publicitarios son distintos, no sé, creo que hago lo que más me divierte en ese momento”.....

reseña completa en el enlace:

http://www.unperiodistaenelbolsillo.com/alberto-sobrino-y-mama-me-grita-creo-que-es-un-poco-concienciarnos-de-lo-que-son-las-normas-o-tener-que-imponer-las-nuestras-de-un-modo-u-otro-aunque-creo-que-cada-lector-sacara-distintas-conc/

¿No os habéis preguntado alguna vez de dónde viene la obsesión de muchas madres por gritar a sus hijos tantas veces a lo largo del día? ¿lo hacía la vuestra o tal vez no?...
Publicado por: Blog Soñando Cuentos el día 13/01/2015
Jose Carlos desde Soñando Cuentos. 12 enero 2015

MAMÁ ME GRITA
Alberto Sobrino
Editorial Amigos de papel
Abril 2014

"Mamá me grita:
¡LEVANTA!
cuando aprovecho para estar
un ratito más en la cama".
 
¿No os habéis preguntado alguna vez de dónde viene la obsesión de muchas madres por gritar a sus hijos tantas veces a lo largo del día? ¿lo hacía la vuestra o tal vez no?...
 
La mamá de este álbum podría ser cualquier mamá, incluso la mía cuando me gritaba tantas y tantas veces a lo largo de día: ¡levántate! ¡coge el desayuno que llegas tarde al colegio! ¡peinate el flequillo! ¡no le pegues a tu hermana!... y ya ni os cuento lo que se escuchaba cuando pisaba el suelo recién fregado y aún mojado. La recuerdo incluso llamándome a voces desde la ventana cuando jugaba en la calle con mis amigos y tenía que subir a cenar... ¡y viviámos en un quinto piso!. Pero lejos de resultarme raros, lo que entonces me parecían gritos o riñas, ahora son recuerdos que incluso me producen añoranza.... y mucha....
Pero claro está, podemos entender un poco a esas madres gritonas que intentan educar a sus hijos lo mejor posible, pero también a la otra parte, a los niños y la extrañeza que les produce que su mamá les grite por querer estar un ratito más en la cama, por hacer ruiditos con la leche del desayuno, por quedarse jugando con los amigos en vez de ir a casa tras el colegio o por no recoger los juguetes, porque, claro está, es mucho más divertido ver la tele. Como la vida misma, cada cual ve las cosas según sus propios intereses.
 
El propio autor comenta en una entrevista para la web "Un periodista en el bolsillo", hablando sobre el libro, que hay algo de autobiográfico en el mismo: "creo que ya no solo autobiográfico en mí, si no que es algo que está dentro de la biografía de muchas personas, ese tipo de cosas que se dicen a los niños, y que nosotros seguiremos diciendo, algo que es casi cultura popular”. Estamos totalmente de acuerdo.

enlace a la reseña:
 
GRITOS DE AMOR
Publicado por: Mireya Matilla en el blog de la Biblioteca de la Virgen del Camino el día 15/05/2015

Mamá me grita – Alberto Sobrino 

 

‘Mamá me grita’ gritos de amor.

Con el libro Mamá me grita veremos como se rompe el estereotipo de la típica mamá de cuento, una madre tierna y abnegada, una madre dulce porque el autor Alberto Sobrino nos presenta a una madre normal, de carne y hueso, a una madre que pierde los nervios y que no necesita ser perfecta para ser una buena madre, nos relata un día normal, con una madre normal como la nuestra.

Su hijo, un pequeño de unos 4 años, hace un retrato perfecto de esta mujer que, de la noche a la mañana, no para de gritar, de dar instrucciones, de acompañar a su hijo en el proceso de su crecimiento. El pequeño, mientras, contrasta su visión con la de su madre: su madre grita cuando él, por ejemplo,  no quiere levantarse por las mañanas o cuando sigue jugando en el parque o cuando se pelea con su hermana, Su madre grita y ese grito, lejos de ser un grito espantoso, es un grito de amor porque, y aquí está el secreto mejor guardado de esa madre, su mejor grito es cuando le dice a su hijo que lo quiere.
Mamá me grita es un relato, escrito en primera persona, que gustará tanto a los hijos como a las madres porque es un texto directo, divertido, realista y rompedor. Con seguridad, el pequeño disfrutará de su lectura, sobre todo, si es su propia madre quien se lo lee y se descubre a sí misma detrás de esos gritos que, al niño, no le causan el menor trauma.
Las ilustraciones, exageradas, cargadas de simbolismo, muestran a una madre, todo boca, y a un niño que no se inmuta porque, como ya hemos dicho, sabe el secreto de su madre: su madre lo quiere, luego lo demás no importa.
A menudo las madres se sienten culpables porque no siempre responden al rol que, supuestamente se espera de ellas, porque están cansadas, porque se enfadan, porque, claro que sí, gritan a sus hijos. Pues bien, el pequeño narrador de Mamá me grita viene a a demostrarnos que no importa, que lo único que importa es que esa madre imperfecta quiera a su hijo y eso es lo único que el niño detecta, incluso envuelto en gritos. Eso sí, como último guiño al lector y a la madre: “¡Apaga la luz!”.

Además de un cuento infantil destinado para los más pequeños de la casa, también es un libro que puede servir para hacer reflexionar a los adultos, ya que claramente se contrastan las dos visiones, la de la mamá y la del niño. A veces tras una conducta incorrecta para el adulto, puede esconderse una evolución personal por parte del niño dentro de su mundo. Por eso podemos sacar una conclusión y es que a veces, y solo a veces nos vendría muy bien dejar los gritos y guardar silencio, para que la evolución continúe.


http://www.lavirgendelcamino.info/wordpress/mama-me-grita-alberto-sobrino-4-anos/

 

 

2012-2013 © Amigos de Papel | Powered by Agronet